Imagen cortesía de Studio Inkyfox

El juego de tus sueños sin ataduras: Cómo un solo desarrollador creó Omno

Jimmy Thang
Para destacar a algunos de los inspiradores beneficiarios de las MegaGrants de Epic, hemos charlado recientemente con Jonas Manke, creador del aclamado juego de aventuras Omno, en Werther (Alemania).
 

A diferencia de la mayoría de proyectos de videojuegos, Jonas lo hizo todo por sí solo después de dejar su longevo trabajo de animador de personajes para perseguir su sueño. Pero ¿qué le hizo dar el salto?

Todo comenzó con un poco de formación continua. Si trabajas en el mundo del cine y de la televisión, es difícil no toparte con Unreal Engine u oír hablar de sus ventajas. Así que Manke decidió explorarlo y empezó a probar cómo funcionaba la animación dentro del motor. Mientras creaba el prototipo de un personaje, pronto se dio cuenta de que podía contar una historia aún más grande con su recién creado protagonista y empezó a crear un escenario para él. Quedó sorprendido por lo fácil que resultaba aprender a usar Unreal Engine y siguió desarrollando sus aptitudes con tutoriales en línea y listas de reproducción de YouTube. Veía cómo su velocidad de iteración aumentaba día tras día, así que continuó esforzándose.

Le llevó alrededor de medio año conseguir algo que según él «molaba bastante». Acabó mostrándoselo a un amigo, que le animó a que se lo enseñara a más gente. Decidió compartirlo por internet y enseguida le llegaron cientos de mensajes de apoyo. Desde su lanzamiento, Omno ha recibido alabanzas por la belleza de sus elementos visuales y la amplia variedad de entornos. Manke atribuye a Unreal Engine el mérito de hacer que su juego tuviera un aspecto increíble desde el principio.
Y parte del motivo de que el juego pinte tan bien radica en que se mantiene fiel a la visión única de Jonas. Tuvo incluso que tomar varias decisiones difíciles para conseguirlo.

Por ejemplo, durante el desarrollo del juego, le preocupaba que al firmar con una distribuidora pudiera perder el control del proyecto. Por eso decidió rechazar las ofertas que le llegaban y producir el juego él mismo. Por suerte, el juego recibió una MegaGrant de Epic y el resto es historia. «La MegaGrant me permitió ser fiel a mi idea y me proporcionó los fondos necesarios para hacer el juego más grande, añadir más áreas e incluir más criaturas. Eso permitió que Omno fuese lo que es actualmente, gracias a todo lo que hay para explorar y descubrir», afirma Manke.
Imagen cortesía de Studio Inkyfox
También añade que «La MegaGrant te da apoyo moral y sirve de verdadero indicador de que estás trabajando en algo con potencial, algo digno de continuar. Sabes que alguien cree en ti. Es un mensaje con un gran impacto».

    ¿Quieres conocer más historias inspiradoras de MegaGrants?

    Consulta también nuestra página de eventos para la semana de las MegaGrants, donde compartiremos otras historias como esta junto a otros contenidos exclusivos, como retransmisiones en directo, comentarios de los artistas y consejos sobre cómo hacer que tu aplicación o proyecto capte la atención de nuestro equipo interno de MegaGrants.